¿Qué estudia la psicología jurídica?

que estudia la psicologia juridica

La psicología es la ciencia encargada de estudiar los procesos mentales y el comportamiento del ser humano en relación a su entorno. Dentro de esa disciplina se encuentra una variedad de especializaciones que van a buscar dar una aplicación determinada en diversos campos a los conocimientos teóricos en que ésta se basa.

Publicidad


El término se puede conocer también como psicología aplicada de la cual van a surgir otras especialidades como la psicología clínica, psicología educativa o la psicología jurídica.

Publicidad


¿Qué estudia la psicología jurídica?

La psicología jurídica como bien mencionamos anteriormente es una especialidad de la psicología aplicada que busca utilizar los conocimientos propios de la psicología dentro del ámbito legal y sus respectivos campos.

En otras palabras, la psicología jurídica se encarga de estudiar los procesos mentales y la conducta humana bajo la influencia de las leyes y su respectiva aplicación.

Su estudio se encuentra abordado por los psicólogos que en el transcurso de su carrera consideraron mezclar el derecho con la psicología, obteniendo el título de licenciado en psicología especialista en psicología jurídica.

En consecuencia y como es lógico de sospechar, el estudiante deberá de estudiar los aspectos generales del derecho y las características propias del campo jurídico en la región en la que decida ejercer.

Publicidad


Como ambas disciplinas poseen un margen de especialización bastante amplio, su rama en común puede diversificarse en distintos sectores en los que se encuentra estructurado el campo jurídico, entre las subespecialidades más comunes se encuentran:

Criminología: Se complementa con los estudios de investigación policíacos para comprender la motivación y el perfil psicológico de un criminal.

Psicología de los testimonios: Busca determinar la calidad y credibilidad de los testimonios de los testigos.

Psicología penitenciaria: Se encarga de realizar análisis psicológicos a los criminales para determinar el origen de su comportamiento y buscar una forma de tratar sus problemas.